“A mí me enseñaron el nada te detiene y eso me ayudó mucho para lo que hago hoy en día” Ingrid Reyes Egresada MBA USACH

Ingrid Yohana Reyes Barrientos, egresada del MBA USACH y Gerente General de la empresa PRODALI, nos cuenta en esta entrevista cómo nació su emprendimiento Prodali y el gran aporte que le generó el haber realizado el MBA en la dirección de su empresa. También nos contó sobre el proceso que vivió para salir ganadora del concurso creado por el Banco Scotiabank para elegir a la Mujer Emprendedora 2020.

Ingrid es nutricionista de la Universidad Santo Tomás, curso el Diplomado en Gestión de Salud en la Universidad de Santiago de Chile, cuenta además con un Magíster en Tecnología de Alimentos que realizó en la Universidad de Málaga, España. Actualmente, trabaja como Gerente General de Prodali empresa ligada el mundo de la ciencia y los alimentos.

¿De dónde nació la idea de crear tu emprendimiento?

Prodali nace porque ví la oportunidad de mejorar la nutrición infantil. Especialmente la nutrición de bebés mayores de 6 meses de edad, cuando inician su alimentación complementaria. Estos cereales tienen probióticos, 10 vitaminas, 3 minerales, son sin azúcar añadida y libres de preservantes por eso, los puedes encontrar en el supermercado, pero no al lado de nuestra competencia que sería Nestum si no que en Mundo BIO de Jumbo en el pasillo sin azúcar añadida. Es un cereal nutritivo y saludable para los mas pequeños del hogar. Es un producto que puede ser incorporado en la leche materna, o en una formula de continuación o a una papilla (frutas, verduras, entre otros). Yo siempre recomiendo mezclarlo con leche materna.

¿Cuáles son los aspectos que consideras relevantes para que Prodali pueda evolucionar de manera exitosa?

Lo más importante es contar con un excelente equipo de personas a mi lado. Actualmente, estamos centrados en temas de salud, buscamos información, vemos las tendencias de salud, las tasas de enfermedades que van en aumento y buscamos como contribuir con la disminución de esos factores a través de la nutrición. La nutrición lo es todo, sin alimentación no hay vida. Así podemos desarrollar productos que realmente contribuyan con la salud de las personas. Actualmente, estamos trabajando en productos que contribuyan con la disminución de las tasas de Alzheimer y de enfermedades neurodegenerativas, esperamos que el sector público o privado nos pueda apoyar para seguir investigando y así contribuir con la salud de Chile y el mundo.

¿Vienes de una familia de emprendedores o tu eres la primera emprendedora?

Yo soy la primera emprendedora de mi núcleo familiar, sin embargo en este camino he tenido el apoyo de mis padres de manera fundamental, si hoy estoy dando esta entrevista es gracias a ellos que me apoyaron desde mis inicios. Me cuentan que siempre fui la más atrevida, y si había que hacer algo, yo siempre decía vamos hagámoslo. La verdad es que aun sigo así. Creo que la personalidad ayuda mucho al emprendedor, yo se lo adjudico a mis padres, especialmente a mi mamá que siempre me potenció mucho, potencio mi personalidad extrovertida y eso me ayudo, porque yo creo que cuando te empiezan a privar de cosas uno deja de soñar y te empiezas a limitar, en cambio a mí me enseñaron el nada te detiene y eso me ayudó mucho para lo que hago hoy día.

Por supuesto que también a veces tengo miedo o inseguridades respecto de algún negocio, o cuando no estamos vendiendo tanto, pero en ese mismo momento pienso ¿cómo me reestructuro? ¿qué hago? ¿cómo innovo? ¿a dónde voy? Rápidamente empiezo a pensar en una nueva estrategia, no me quedo esperando morir donde estoy.

Otro punto relevante al momento de emprender es que uno debe ser súper sano de mentalidad, porque sino un emprendimiento te puede repercutir súper fuerte en tu salud mental, lamentablemente cuando comienzas un negocio no te va a ir siempre bien, la probabilidad mas alta es que te vaya mal, entonces cuando te está yendo mal no puedes quedar con depresión porque te fue mal si no que debes pensar que hacer para que al emprendimiento le vaya bien.

¿Por qué decidiste realizar el MBA en la USACH?

Sabes por qué realicé el MBA, porque hubo un momento en que yo sentí que la empresa empezó a crecer y dije si yo no me especializo en esto tengo que salir del puesto que tengo porque yo no voy a frenar mi emprendimiento, eso es lo más claro que tengo en la vida; siempre he dicho, si encuentro a alguien que lo va a hacer mejor, yo salgo del puesto. Entonces lo que pensé era que tenía que seguir estudiando y especializarme y lo más probable es que en algún momento de la vida me voy a tener que ir pero aún no busco eso.

Una cosa es emprender y otra cosa muy diferente es llevar una empresa. Yo puedo tener muy buenas ideas, pero si yo no las puedo gestionar, no va a llegar nunca a ser una empresa.

Elegí el MBA USACH porque pude entrar con el cupo mujer emprendedora, además, ya había hecho el diplomado en la USACH y me gustó mucho la universidad y los profesores que son de primer nivel; revisé la malla, los valores y pude estudiar mi MBA, sin ser ingeniero. Creo que cuando curse el MBA no había nadie mas del área de la salud.

¿Qué aspectos destacas del programa?

Yo al final tuve la modalidad completamente online, encontré que era un programa que se podía cursar sin la necesidad de ser ingeniero, se podía entender y mis compañeros/as me ayudaron mucho, hicimos un buen grupo de trabajo. A mí me ha servido mucho, sobre todo el área de finanzas, donde yo no sabía nada entonces me sirvió para poder aterrizar las cosas de mi empresa. En general el MBA USACH me aportó mucho en saber cómo dirigir una empresa, no sólo lo que aprendí en finanzas sino también en gestión, marketing, logística y en otras áreas me ha servido mucho para saber cómo debo dirigir mi empresa y qué es lo que debo hacer según la etapa de crecimiento en la que se encuentra.

¿Cómo ves a la mujer en el Chile del futuro?

Yo siempre he pensado que las mujeres podemos hacer absolutamente todo, que en temas empresariales somos mucho más cercanas con las personas, tenemos un trato diferente cuando tienes a una mujer con prenatal con el postnatal uno lo va entendiendo diferente; porque yo no soy mamá, pero siempre tengo la empatía de comprender la situación que están pasando.

También he visto que las mujeres estamos posicionándonos día a día, considero que muchas se han atrevido a hacer más cosas, antes se quedaban en las ideas, pero ahora están tomando más acción. Hay muchas mujeres emprendedoras, el gobierno siempre ayuda mucho por ser mujer y tener un emprendimiento, frecuentemente te apoyan con mas capital de trabajo y considero que hemos ido creciendo un montón porque hace 8 años cuando partí era una de las pocas mujeres emprendedoras, ahora uno ve a más mujeres a cargo de las empresas y eso es motivador porque eso ayuda a las otras generaciones para que vayan viendo que se pueden ir incorporando y lo que yo también le decía a mi directora de escuela es que las universidades tienen que potenciar más a los estudiantes en temas de emprendimiento.

Yo le decía a mis profesores de la universidad que me formaron mucho el tema de nutrición clínica, pero también me hubiera gustado que me hubieran dicho que también podíamos pensar en algo en donde poder aplicar la nutrición. Yo me salí un poquito de ese mundo y comencé a ver que mas podía hacer y así comencé a producir alimentos. Tengo la base de la nutrición pero la universidad no me enseño a emprender o a innovar en alimentación.

Sé que ahora en las universidades hay cursos, yo no tuve nada de eso. Comencé la empresa sin ningún modelo de negocios, eso que dicen del emprendedor que parte y tiene todo, eso yo no lo viví y creo que, si tú no eres del área de la administración de empresas, tu no vas a entrar con un modelo de negocios donde tú digas, yo tenía súper claro a mi cliente, yo tenía súper claro mis canales de venta, no nada de eso. Yo partí sin nada de eso.
Donde finalmente comencé a construir una empresa y me salí de la idea de un negocio, fue porque empecé a ir a SERCOTEC, vi una publicación de SERCOTEC que decía “si tienes un emprendimiento ven con nosotros” y fui al Centro de Negocios de Ñuñoa y conocí a la Pauli Berwart, que es la asesora más maravillosa, que ahora ya es directora del centro y con ella empecé a trabajar y ella me decía lo que debía hacer para que funcionara el negocio y en ese momento fue donde realmente hice un modelo de negocios y bajo ese modelo empecé a trabajar y me di cuenta que tenía que hacerlo para que el emprendimiento se fuera formando como una empresa.

Cuéntame lo del premio a la Mujer Emprendedora 2020

Ese premio lo gané porque el Banco Scotiabank hizo un concurso que lanzó por las redes sociales en el 2020 donde te invitaban a postular si tenías un emprendimiento, tocaba presentar la idea de negocio y enviar un pitch de un minuto, entonces postulamos, ensayé mi pitch, llenamos el formulario y de repente me llega un correo donde me dicen que había sido seleccionada dentro de las cinco mejores emprendedoras de Chile; solo por la idea de negocio, después ya tocaba materializarlo, teníamos que empezar en clases, teníamos que ver cuál era nuestro modelo de negocio, exponerlo también y enviar documentos de nuestras empresas para ver cuánto estábamos vendiendo. Porque uno puede tener una idea muy buena, pero si no genera ni dinero no sirve mucho.

Luego tuve que ir a una ronda donde iban a ir las otras cinco emprendedoras y en esa ronda nos hicieron hacer un pitch de un minuto donde debíamos exponer frente a una comisión, donde estaba el presidente del banco, también había varias personas ligada al mundo empresarial y te hacían unas preguntas, yo empecé a responder, realmente respondía lo que yo pensaba y lo que quería de mi negocio. Después se realizó la premiación en formato online, empiezan a decir los últimos puestos y cuando solo faltaba designar el primer y segundo lugar mi cuñada aquí en la empresa me dijo ganaste y justo el animador indica que habíamos ganado. Todo el equipo súper feliz, comenzamos a saltar a gritar y a celebrar el triunfo.

Me felicitaron por todo el crecimiento que habíamos tenido, el cupo de mujeres trabajando en mi empresa, yo siempre he sido muy equitativa. Las chiquillas con las que yo trabajo son muy fuertes, trabajadoras, preocupadas, detallistas; entonces se complementan con los hombres que también tienen otras características destacables, la verdad es que todos con nuestras características hemos hecho que la pyme crezca.

Haber ganado este premio me llevó a conocer a otras mujeres que están en otro nivel empresarial. Por ejemplo, conocí a la Roberta que es la Gerente de Latinoamérica de Coca – cola. Por eso hay que seguir y luchar por lo que uno quiere hasta lograrlo.